Presentan inventario estatal de gases de efecto invernadero

En Michoacán, los sectores que aportan mayores emisiones de gases de efecto invernadero son aquellos que realizan actividades relacionadas con el cambio de uso de suelo y la silvicultura con un aporte del 47 por ciento, y el sector energético con 33 por ciento, señaló el doctor Felipe García Oliva, investigador del Centro de Investigaciones en Ecosistemas (CIEco), durante la presentación de los trabajos realizados como parte de la etapa diagnóstica de la “Estrategia de Sustentabilidad Ambiental y Cambio Climático del Estado de Michoacán” implementada por el Gobierno del Estado a través de la Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente, en la presente administración del Mtro. Leonel Godoy Rangel.

Gracias a esta investigación financiada por el Programa Fondos Mixtos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Gobierno del Estado a través del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, se tiene el primer inventario de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en Michoacán. El estudio comprendió datos de emisiones obtenidos entre 1990 y 2005 y siguió la metodología propuesta por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

García Oliva detalló que para el año 2005 se encontraban suspendidos 42 mil 176 giga gramos de bióxido de carbono equivalente y la mayoría de los sectores presentaron un incremento con el tiempo. Por ejemplo, la energía y los desechos incrementaron sus emisiones en un 62 por ciento en tan sólo quince años, periodo que abarca el estudio. En cambio, los sectores proceso industrial y agrícola-ganadero no presentaron cambios en el mismo periodo.

Las actividades de los sectores de la agricultura, de acuerdo con la información hasta el año 2005, contribuyen con 11 por ciento total de los gases suspendidos en el aire, los procesos industriales con un nueve por ciento, mientras que el sector que presentó la menor emisión fue el sector de desechos con menos del 1 por ciento.

Explicó que debido a la alta tasa de deforestación que existe en el Estado son las actividades del uso de suelo, cambio de uso de suelo y silvicultura las que contribuyen con el porcentaje más alto a concentración de gases efecto invernadero en la atmosfera. Por ejemplo, se estimó una tasa de deforestación de 23 mil 600 hectáreas por año en el 2000 y para el 2005, la cifra se incrementó  en más de un 40 por ciento al pasar a 55 mil 400 hectáreas, principalmente en los bosques templados de nuestro Estado.

Agregó que este inventario es fundamental para que el gobierno estatal pueda diseñar e implementar políticas públicas que permitan a la sociedad mitigar y adaptarse a los efectos producto del Cambio Climático Global.

Esta iniciativa tiene sus antecedentes desde el Protocolo de Kyoto, en el cual se le invitaba a México, de manera opcional, a realizar estos inventarios. En la actualidad a nivel nacional se han realizado cuatro inventarios gases de efecto invernadero y el Distrito Federal y los estados de Nuevo León y Veracruz  han concluido con este estudio.

El Gobierno del Estado encabezado por el maestro Leonel Godoy Rangel a través de la maestra en ciencias Catalina Rosas Monge, titular de la Secretaría de Urbanismo y Medio Ambiente, realizó gestiones para financiar diversos estudios que conforman a etapa diagnóstica de la Estrategia de cambio climático del Estado, un instrumento de política pública que definirá las acciones a implementar en el Estado para enfrentar los efectos de este problema y atender a los sectores más vulnerables.

García Oliva mencionó que una de las dificultades que enfrentaron los científicos en el proceso de investigación particularmente en el Inventario de GEI,  fue la mala calidad en la información, por lo que también se hicieron algunas recomendaciones para mejorar la sistematización del monitoreo y la verificación que reduzcan las incertidumbres de las estimaciones realizadas en este documento.

Escribir un comentario



Anti-spam: complete the task